domingo, 7 de agosto de 2011

Pequeños reinos, grandes reinos



El rey está perdido en su palacio gigantesco. Las presencias se multiplican.

Su reino es tan enorme como el mundo, y su salón igual de grande que su reino. Y él, tan educado, saluda a todo el mundo como si se tratase de reyes misteriosos y lejanos. ¡Lo que son!

Lo que siempre quiso ser él.



No hay comentarios: