martes, 24 de septiembre de 2013

Guiso de gallina




Han dicho de invitarme a un guiso de gallina. Hemos pasado un buen rato, correteando por todo el gallinero entre plumas y risas. Pero el jolgorio termina para mí cuando descubro que yo soy la gallina.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

que gracioso

Anónimo dijo...

que gracioso