sábado, 14 de junio de 2014

`Cambio climático´ de Cristina Morano





La belleza terrible, la lucidez desoladora de la poesía de Cristina Morano. Vendrán más lecturas de su nuevo libro, de la primera me ha impresionado, entre otras cosas, la perfecta descripción de ese secarral que en Murcia llamamos hogar, y que conforma nuestro carácter tal y como, según el 98, el paisaje castellano conformaba la esencia del español. Un siglo después, estamos más cerca de Ballard, de la destrucción final, del desierto definitivo y posnuclear. Como escribe Cristina ante la futura colonización de otros planetas, en el epílogo: "Id vosotros y destrozadlos también, yo me quedo aquí, desenchufada, con los animales y las tormentas". Y al final de uno de los poemas: 



No. No me incluyáis entre los que siguieron 
su Palabra. No repetiré el gesto de los ganadores. 
Rebajas de verano. Versos blancos. Espigas. 
-Lloverá durante cuarenta días y cuarenta noches, 
construirás un arca. 
-No.

viernes, 13 de junio de 2014

Lectores que te dan alegrías


Y lo mejor es la compañía con la que pone mi libro: autores que admiro. Mario Crespo es el único a quien aún no he leído, pero hace tiempo que le tengo ganas y va a caer en breve. Y bueno, que a Marina Perezagua no la admiro, sino que la idolatro.

martes, 10 de junio de 2014

Walter Benjaminnet

"El más europeo de los bienes, esa ironía más o menos clara con la que la vida del individuo pretende desarrollarse y transcurrir al margen de la vida de la comunidad donde ha ido a parar"; leo esta frase en uno de los fragmentos de Calle de dirección única y me pregunto qué pensaría Walter Benjamin de las redes sociales, pero luego vuelvo al primer fragmento que abre el libro y se disipan mis dudas cuando leo allí que "la actividad literaria verdadera no puede pretender desarrollarse en el que es su marco literario; eso es, al contrario, la expresión más habitual donde se muestra su esterilidad".


lunes, 2 de junio de 2014

De bailar y de hojaldres


Desde las ocho y media de la mañana corrigiendo exámenes y, en mitad de una pausa para echar un cigarrillo, a las nueve de la noche, que se te ocurra un cuento, el inicio y todas las frases que le siguen en estricta e imparable cadencia: frases y sorpresas, frases y sorpresas; escribir ficciones como quien va rellenando un gran pastel de hojaldre.

_________

Fabular es bailar con todo lo que uno ignora todavía de sus personajes.



domingo, 1 de junio de 2014

Aprendices de la sabiduría



Invirtiendo el proceso habitual, con el estudio de mamotretos exhaustivos y monstruosos se preparan durante años para el apunte breve, inacabado, seguramente caprichoso, de inevitable insuficiencia.



(Imagen de Pablo Genovés)

Poemas de amor



Toda poesía habla de amor
excepto los poemas de amor.