martes, 9 de diciembre de 2008

Dos poemas



Marta Zafrilla me pide, para acto seguido alojarlos con hospitalidad en su blog, un par de poemas. Son recientes, es decir, sacados del horno justo para ella: reescribir, corregir, reescribir...; una excusa perfecta para visitar su web si no lo han hecho ya.

¡Abrazos crujientes, Martica!

4 comentarios:

Esther dijo...

Voy a cotillear... yo estaba pensando en proponerle una entrevista literaria, con tildes o como se llamen.

pd. shory como palabra de verificación

Marta Zafrilla dijo...

Tropi, hermoso, quería repetirte aquí lo genial que me parecieron tanto ese "ella era todo mi país" como "su sequía era mi sed". Iluminan, respiran, sacuden.

Me ha encantado el retrato. ¿Será porque me gusta mirarme en mis ojos cuando son los tuyos los que los miran?

Como dirían nuestros críos:
¡Eres un máquina!

tropovski dijo...

Una maquina postrada a tus pies.

Tambien tu risa es agua, con permiso de mi chica y de Ruben.

Jesus el Rocker dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.