martes, 25 de enero de 2011

De vampiros a zombis



De la moda de los vampiros a la moda de los zombis: si los vampiros representasen el primer y adolescente intento de dominio, de ejercer influencia, sobre los otros mediante la seducción -de forma nocturna, elegante, sibilina-, los zombis representarían a la perfección el canibalismo sin ambages y a plena luz del día de la edad adulta.

2 comentarios:

El cuentacuentos dijo...

Desde mi punto de vista, quizá negativo, quizá político, los zombis son un mito de doble filo... Las películas de zombis nos muestran la frialdad y brutalidad con que se puede ejercer la violencia más descarnada y selectiva contra figuras humanas "que ya no son humanas porque algo las ha cambiado", parecido a la interpretación que hacían en Hollywood de las películas de Los ladrones de cuerpos y demás.

Será que con el paso del tiempo ya no me gustan ni Braindead ni Resident evil.

Larserfam dijo...

Al margen de series Z (De malas, no de zombis) la iconografía los muestra más como los últimos. Los marginados. Los que ya nada tienen, ni el consuelo de la muerte. Caníbales, sí. ¿Pero que queda para comer realmente al final, cuando ya no queda nada? A los otros.