domingo, 24 de agosto de 2008



Adoro a Roy Stuart.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Sí, adoramos la impostación y las contorsiones a las que ¿somete? a sus modelos... El deseo sexual proyectado sobre la realidad a través de la carne que cobra en dinero o prestigio (modelístico)... La realidad sexual, ¿es más dura?

ángel dijo...

Esta fotografía en particlar es muy bella.

Tropovski dijo...

Para Anónimo: comparto tu gusto tanto por la impostación como por la contorsión, pero en lo que respecta al sometimiento, sea entre comillas o interrogaciones o como quieras, desde luego que no es de mi gusto y espero que del tuyo tampoco.

No sé lo que cobran ni Stuart ni sus modelos; tampoco me importa. Sólo sé que el fotógrafo ha tenido durante años problemas para que su trabajo fuese entendido como algo más que erotismo o pornografía.

Sin duda que la realidad sexual es dura para muchas personas. Creo sinceamente que el arte, o la expresión, o como quieras llamarlo, de creadores como Stuart ayudan a que asumamos dicha realidad de otra forma; sea cual sea esa forma, no tiene que ver con la violencia o el sometimiento y sí, entre otras cosas, con la provocación (con las apostillas que quieras hacerle) y con el humor.

En realidad el tema da para largo, pero yo ya he escrito demasiado en este comentario, creo; quiero decir que estoy con Ángel: que la foto es bella, vamos. Pero es sólo una opinión (no anónima).

Para Ángel: una selección fantástica de poemas, la de tu blog.

Sed los dos bienvenidos.

Tropovski dijo...

Ángel:La selección de fotos de tu segundo blog tampoco se quedan cojas.

Anónimo dijo...

Sí, la foto ¡y la chica! son hermosas. Interesantes tus reflexiones.