miércoles, 13 de enero de 2010

Fragmentos para una novela en preparacion



Me cuentan de un chico que, en el mismo momento en el que se le diagnostica como superdotado, se transforma en un cenutrio. Quien me lo relata subraya la responsabilidad de sus padres, que lo colman de mimos, atenciones y caprichos. "Es que el pobre se aburre en clase", me cuenta que arguian a menudo los padres. Culmina su narracion mi informante declarando que, habiendo alcanzado tiempo ha la vida adulta, no solo no ha llevado a termino ningun proyecto serio, sino que ni siquiera se plantea enfrentar alguno. En la actualidad, cursa en Australia trepidantes practicas guiadas en torno a deportes de riesgo.

Sabian lo que hacian con ese chico, aporto yo: era demasiado peligroso. Imagino que mientras el genio hace puenting o surca riesgosas olas en las antipodas, el mundo puede respirar aliviado.


[Anecdota real, cabe advertir.]

4 comentarios:

Hautor dijo...

Una historia espeluznante. Se nota que es real. Siempre he creído que no someterse a test de inteligencia es una prueba más que evidente de inteligencia.

tropovski dijo...

Eso esta muy bien: yo huiria de esas pruebas para que no se constatase mi escasa inteletc.; pero eso, a la vez, y segun tu razonamiento, ¡me convertiria en un ser inteligente! Divinas aporias, sobre todo si nos redimen.

Un placer verte por aqui de nuevo, ultimamente mi blog esta un poco desertico -ando liado-. Tu libro de relatos me ENCANTA. Ya te cuento despacio en cuanto lo termine.

Cristina Morano dijo...

Tengo entendido que la superdotada Valerie Solanas (la que disparó a Andy Warhol) cuando terminó la carrera universitaria, valoró las profesiones que podía elegir y se decantó por la prostitución, porque "me daba mucho dinero y me dejaba mucho tiempo libre". Supongo que al superdotado de Australia le pasa lo mismo. No todos tenemos curiosidad acerca de la composición del Universo o los misterios de la vida, es más, a lo mejor ellos ya los conocen y están hasta los huevos de los humanos...


Cris

tropovski dijo...

Totalmente de acuerdo, sobre todo cuando dices: "a lo mejor ellos ya los conocen [los misterios de la vida] y están hasta los huevos de los humanos". En ese caso, sobre todo, espero que sigan haciendo puenting o surf y no se empleen en pasar a la acción.