viernes, 4 de julio de 2008

Dinos cómo sobrevivir al verano

2 comentarios:

carlos maiques dijo...

Puede que el calor tenga brigadas de alucinaciones que nos despistan, pero si no me equivoco, en un comentario en algún post de Diario de lecturas, dijiste algo sobre (Amazing) Grace Zabriskie. Y me hizo gracia. Terminabas diciendo algo así como, "uy qué edípico estoy" Ese es el motivo. Y también, que me produjo curiosidad, y me encontré con unas cuantas cafeteras y unos robots muy divertidos. Entre otras cosas, claro está.

Un saludo con abanico.

Tropovski dijo...

Ayer leía en Bruno Schulz que los días blancos y alucinógenos del verano: vaya que sí. Me he acordado después, madre mía, disculpa: qué cabeza.

Pero ésta vuelve poco a poco a la vida. Creo. Porque creo que ya acierto a contar lo que me pasó ayer y anteayer en las rebajas. En la entrada siguiente, aventuras asombrosas que espero estén a la altura de las otras cosas que te han gustado aquí.

Gracias por tus amables palabras. Un abrazo con B-12.