martes, 27 de abril de 2010

Tránsito


"Aquí iba a subir un pequeño relato, algo que ideo diminuto mientras lo estoy escribiendo; pero al terminarlo veo que encaja a la perfección en mi relato largo, en mi novela. En ese archivo oculto, por ahora". Escribe en su blog. Una vez más, sucede. Amontona despacio, en su novela. Pero ahora, ¿qué decir, en esa suerte de diario? En su lugar. En el lugar de ese pequeño relato.

¿Cómo suplir esa demora, esa postergación?

¿Diario? ¿Qué contar de la vida de uno que no suceda mejor mientras se vive, que se escribe solo y lo hace mejor cuando te está sucediendo?

Anotar, publicar. Y a la vez demorar, y postergar. Vivir aquí un poco, y después volver aquí afuera: a estos relatos en los que uno se esfuerza una y otra vez.

Pienso, lo escribo. Vago por mis preocupaciones.

Y me detengo. Sucede algo mejor, al detenerme. Pero no debo detenerme demasiado. Debo seguir vagando.

Trabajando.

3 comentarios:

El cuentacuentos dijo...

Te echamos de menos. Maldito máster...

Jose Óscar López dijo...

Ya queda menos, ay...

Jose Óscar López dijo...

Ea, subido queda el relato.