jueves, 1 de abril de 2010

Tales to astonish: He destruido el mundo por placer




7 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Fantástico! Ah,poder construir o crear con la misma velocidad con la que se destruye ALGO

tropovski dijo...

Es una destruccion dentro de una creacion. Modesta, pequeñita: una precaria creacion; y una destruccion ficticia (y fantastica, por tanto).

Quiero decir que no me gusta destruir: me gusta construir.

Anónimo dijo...

Deconstrucciones, contradestrucciones,ones, ones, twones

tropovski dijo...

Dibujicos. :D

Anónimo dijo...

¿A que no puedes sonreír de ese modo (:D) para el otro lado?

tropovski dijo...

Demonios, anonimo, me intrigas.
¿Quien eres?

Anónimo dijo...

Si te lo digo ya no te intrigaré tanto, y la verdad es que el asunto del anonimato ha sido totalmente accidental (pensaba poner mi nombre pero no sé por qué Google no reconocía mi identidad y...), pero ahora me gusta: de hecho es el mejor "nombre de usuario" que se me hubiera ocurrido nunca
Tu estilo también me intriga